lunes, 26 de marzo de 2012

EL OBISPO EISENSTEIN

















Olivier
Debroise dio a conocer en 2002 una foto fija de la malograda película ¡Qué viva México!(1931). La imagen corresponde a una secuencia anticlerical -jamás incorporada a las versiones editadas- filmada en noviembre de 1931, en las "terrazas de la Academia de San Carlos y la azotea del hotel Imperial". El mismo Sergei Eisenstein aparece difrazado de obispo. Al identificar a los que acompañan al obispo señala a Salvador Novo (identificable por su peluca) pero me sorprende que no haya mencionado al doctor y poeta Elías Nandino, quien facilitó "los esqueletos de la Escuela de Medicina".

No hay comentarios: