domingo, 30 de noviembre de 2008

SIQUEIROS FOTOGRAFO

A principios de 1933 Blanca Luz Brum y Siqueiros arribaron en barco a Montevideo. Sobreviven dos fotos de Blanca Luz Brum en esa travesía. Una es la clásica y socorrida fotografía de viajeros. La otra interesa. En ésta se ve a Siquerios frente a ella minutos antes de tomarle la foto. Ella permanece sentada en una mesa y él hincado y ajustando su pesada cámara para captar a su esposa en una ligera contra-picada. El muralista experimenta nuevos ángulos.
¿Qué hubiera pasado si en ese momento Siqueiros le pide a Blanca Luz desnudarse, volver a la misma posición en la mesa, levantar los brazos y subir lo más que pudiera las rodillas? Seguramente hubiera apreciado el mismo desnudo que plasmaría semanas después en el Ejercicio Plástico. (Figura 2). Por lo que se desprende de una fotografía de Aldo Sessa, el mismo desnudo se distorsiona si se capta desde otro ángulo (Figura 1). En anteriores murales planos de Siqueiros el espectador tenía que colocarse al centro del muro (a la manera renacentista) pero en el Ejercicio Plástico, el espectador tiene ante sí varias perspectivas.

Este cambio perspectiva frente a la obra ya lo conocían los pintores novohispanos. Hacía 1967 o 1968 en un museo de la ciudad de Puebla, una guía nos pidió a los alumnos de la secundaria que nos pusiéramos en un extremo de una pintura de gran formato y después en la contraria para ver escenas completamente distintas. El pasado agosto fui a Puebla a buscar esa obra religiosa pero lamentablemente no encontré esa inquietante pintura.

No hay comentarios: