domingo, 1 de junio de 2014

PARA SIEMPRE AMOR MÍO (1954)






En España esta cinta llevó el título de Para siempre.
Juan Carlos (Jorge Mistral) ha procreado con Yolanda (Charito Granados) a la pequeña Guille (Lilla Martínez Gui Gui). En unas vacaciones para darle una sorpresa a su esposa Juan Carlos pinta a la niña en secreto. Cuando ella los sorprende muestra su disgusto por la pintura (la califica de "adefesio"), aunque está mucho mejor que la mayoría de los retratos realizados por pintores contemporáneos.
En un viaje de negocio por España Juan Carlos conoce a la hermosa pintora Ángela (Maricarmen Pardo) y a sus amigos, entre ellos un supuesto falsificador de pinturas del pintor y arquitecto Alonso Berruguete (1488-1561).  Sin que él le diga que está casada y ella que está gravemente enferma, viajan por algunas ciudades para pintar al aire libre y visitar las obras de Goya (1746-1828) en Madrid. 
Al apasionarse por Ángela, Juan Carlos decide abandonar a su familia para lo cual regresa a México. Precipitadamente desintegra su empresa. Sin embargo, una canción de Agustín Lara -tema de él y Yolanda- y la pequeña influyen para la reconciliación con su esposa. Yolanda lee la carta de despedida que le envió Ángela a su esposo.  

El guionista, el director chileno Tito Davison, cometió un error técnico, porque al principio el protagonista pinta un retrato pasable, pero cuando está en medio de la calle pinta unos desarticulados claveles (al estilo de Magali Lara), ante un vendedor que sin ver su tela los considera malos. Por ello le regala un ramo para que los pinte bien, ante la sonrisa de ella. Lo mismo ocurre cuando se toman una fotografía. 

No hay comentarios: