lunes, 23 de febrero de 2015

RAQUEL TIBOL (1923-2015)

La polémica argenmex llegó a establecerse en la Ciudad de México en 1954. Colaboró en diversas publicaciones sobre pintura, danza y fotografía, sus textos más desinformados. 

Siempre filosa, intolerante y bien documentada, era temida por algunos pintores, sobre todo después de la bofetada que le dio en 1972 a Siqueiros, que fue captada por Héctor García.

Debió haber sido en enero de 1979, cuando la vi en una desaparecida galería de la calle Oro, en la colonia Roma. Temeroso le pedí opinión sobre mi cuaderno de dibujos.
Después de verlos me comentó la supuesta influencia de Vlady.

Cuando presentó su recopilación Confrontaciones (1993), que reunía colaboraciones tanto en las revistas PolíticaProceso, declaró "A los cuchillos de la crítica de arte les falta filo". Aunque al año siguiente dijo "No tengo vocación de asesina". Aunque sí de eterna como la plasmó, entre el líder Fidel Velázquez y la actriz Sara García, un colectivo.
En 2000, al despedirse de la crítica de arte en el semanario Proceso, se dijo autora de 38 libros; muchos de éstos eran presentaciones.