sábado, 1 de noviembre de 2014

VILLA VICTORIA

Después de casi cinco años volví a Villa Victoria para comprobar que las casitas de teja sobre la calle Lázaro Cárdenas, desde el libramiento al arco principal está desapareciendo. En su lugar ya hay una Bodega Aurrerá, diversas casa de empeño, sanatorios modernos y nuevas residencias a medio construir.
La parte tradicional de la calle Cárdenas aún conserva sus fachadas típicas de pueblo y rótulos que me llaman la atención.  
En la explanada del ayuntamiento se colocaron los juegos mecánicos (autos chocadores a 25 pesos), puestos de ropa típica y confitería y hasta de dos caricaturistas.