viernes, 16 de enero de 2015

BIBLIOTECA DE MÉXICO

No pude terminar esta acuarela porque perdí el pincel japonés con que la trabajaba.