lunes, 9 de abril de 2012

RAFAEL LILLO (II)

Ni Juan Manuel Aurrecoechea ni Armando Bartra, en el primer volumen de Puros cuentos (Conaculta-Museo Nacional de Culturas Populares-Grijalbo, 1988), mencionan lo que hizo después de sus caricaturistas anti-maderistas en 1912 en Ojo parado (1912). Aún no es muy claro el porqué ni cuando Rafael Lillo abandona la ciudad de México.

A mediados de 1913, cuando Victoriano Huerta es presidente después de su golpe militar contra Francisco I. Madero (quien es asesinado) y cuando tiene marginado a su protector Félix Díaz, el brillante caricaturista hispano-mexicana está instalado en La Habana. En julio de 1913 funda y co-dirige la revista Pay-Pay (24 de julio de 1913-8 de mayo de 1914), dedicada a la información gráfica y a dar a conocer textos literarios. En septiembre publica el brillante cartón "Habana contemporánea", donde describe los estragos de la lluvia tropical en el centro de esa ciudad. [1]
En diciembre abandona esa publicación para ser el director artístico (diseñador) del suplemennto Fémina (1909-1916). En 1915 la comenzó a dirigir al lado de Francisco J. Villaverde.

N O T A
1.- "Una Habana entonces contemporánea", La Joribilla: revista de cultura cubana, agosto-septiembre de 2008,
http://www.lajiribilla.co.cu/2008/n382_08/382_01.html

No hay comentarios: