viernes, 20 de mayo de 2011

EMBADURNADORES DE PAREDES

Después de pasar algunos años en el Manicomio General de La Castañeda, en 1924 Gregorio Oneto Barenque presentó su tesis Un loco, un anómalo, ¿puede ser un responsable?.

Su trabajo se centra sobre la vida del atildado ladrón de cajas fuertes, falso místico durante la revolución, exitoso comerciante y en su ocaso traficante de drogas Alberto Nicolat Talocín (1879-1932), quien se hacía pasar por paranoico para eludir las cárceles y hospedarse tranquilamente en el Manicomio General. 


Al leer algunas de las interesantes páginas de la tesis, sobre todo aquellas donde recupera casi todo el expediente del malandrín Nicolat Talocín, me encontré con unos líneas donde Oneto Barenque se lanza contra los "paranoicos vulgares" que practican el cubismo, el futurismo y el estridentismo (una especie de futurismo y cubismo mexicano). También ataca a aquellos


embadurnadores de paredes, que como justo premio gozan del manicomio donde emborronan resmas de papel, aun cuando pasajeramente se beneficie algún caso aislado con la protección de influyente desequilibrado.


Me pregunto contra quién de los muralistas estaban destinadas estas puyas del futuro psiquiatra, quien detestaba el arte "moderno", tanto en sus manifestaciones literaturas como en las artes plásticas.

No hubo muralistas entre los "estridentistas", encabezados por el poeta Manuel Maples Arce. Los pintores más importantes de ese movimiento local y estridente fueron Ramón Alva de la Canal y Fermín Revu
eltas. A la izquierda, "Café de nadie", de RAC, donde aparecen el veracruzano Maples Arce, Salvador Gallardo, Arqueles Vela y el escultor Germán Cueto.


En 1934 Oneto Barenque y su esposa se vieron involucrados en el secuestro de una señora y su pequeña nieta. 

En 1950 fue asesor psiquiátrico del cineasta Juan Bastillo Oro, quien en marzo de ese año filmó El hombre sin rostro, donde Miguel Ángel Ferriz interpretó al psicoanalista asesino Eugenio Britel.    

1 comentario:

Escucha psicoanalítica dijo...

Muy interesante lo que rescatas sobre la relación de este psiquiatra con el arte... ¿dónde podría encontrar más información sobre el caso de secuestro que mencionas en que estuvo involucrado el doctor Oneto? ¿Tienes copia de la tesis?