miércoles, 13 de mayo de 2015

EL CHALEQUERO

Por su elegante afición al chaleco, Francisco Guerrero fue apodado con su célebre sobrenombre. Violó, degolló y mató a unas diez mujeres, la mayoría prostitutas que merodeaban río Consulado y la zona de Peravillo.
"Grotesco Sade", lo definó la prensa en 1908. Ingresó sentenciado a la Cárcel de Belén. Falleció en 1910 víctima de la tuberculosis, días después de su último ingreso a esa cárcel.