miércoles, 4 de enero de 2012

STEPHEN WILTSHIRE

En su película 39 escalones (1933) el gran Alfred Hitchcock da un papel determinante a Míster Memory (Wylie Watson), una insólita atracción teatral que recuerda datos y fechas históricas. Seguramente Jorge Luis Borges vió esa cinta porque años después escribió un cuento dedicado a Funes, "el memorioso", cuya prodigiosa memoria le impider vivir.

Hace algunos meses una señora al ver un paisaje mío me comentó sorprendida que qué buena memoria tenía. Le argumenté que al contrario: tenía tan mala memoria que tenía que tomar apuntes. Y mi mala retención la he comprobado cuando he tratado de plasmar imágenes que vagan por mi mente o que aparecen en mis sueños. Aunque la imagen la tenga presente soy incapaz de plasmarla ya no digamos en la pintura, ni siquiera en un bosquejo.

En 2008 esbocé una gran sonrisa irónica ante cédulas de los malhechos dibujos del brasileño Vik Muniz, que más o menos señalaban dibujos de memoria de la revista Life. Esta moda sin duda proviene de los éxitosos dibujos de Stephen Wilthire, un joven autista londinense nacido en 1974. Esta mañana he visto en YouTube los panoramas que realiza con estilógrafo. Su hermana Anette dice, modestamente, que es una "cámara viviente que" registra todo. En diversas ciudades lo han subido a helicópteros privados para que después ofrezca sus versiones de esas ciudades. He aquí su versión de Roma y de Manhattan.
video

No hay comentarios: