jueves, 12 de agosto de 2010

MURALISTAS EN LA CASTAÑEDA


Antes del miércoles 24 de febrero de 1932, cuando un coro de La Castañeda se presentaría esa noche en la estación radiofónica XEFO, apareció un anuncio con una insidiosa y jocosa ilustración del grabador Leopoldo Méndez. Dibujó a cuatro dementes rodeando a "Dios padre".

El primero es el Doctor Atl, quien rabiosamente mueve dos matracas. Diego Rivera, con ojos de sapo, toca el teponaztle. David Alfaro Siqueiros tañe una cuerda colocada en una hoz. Arriba de ellos, con más estatura que dios, está quien, según yo, es José Clemente Orozco, tocando una pequeña campana.

Helga Prignitz, en El Taller de Gráfica Popular en México 1937-1977 (INBA, 1992), quien no conoció la obra de Méndez mandada imprimir por las autoridades de La Castañeda, identifica a los pintores como "unos cantantes de gospel del nuevo arte". Sostiene que la obra es de 1932 y que el personaje del extremo superior derecho es Moisés Sáenz, secretario particular de José Vasconcelos y titular de la Secretaría de Educación Pública y responsable de la instalación de las Escuelas de Pintura al Aire Libre, "durante la Revolución". Tanto Moisés como su hermano Aarón Sáenz fueron connotados seguidores del presidente Plutarco Elías Calles. Moisés fue responsable de la SEP callista de agosto a noviembre de 1928. Su hermano estuvo a punto de ser el primer candidato presidencial del PNR (actual PRI), pero perdió ante la designación impuesta por Calles. Derrotado por Pascual Ortiz Rubio, se consoló con la titularidad de la SEP, cargo en el que estuvo del 5 de febrero al 8 de octubre de 1930.

Si la fecha atribuida a la xilografía es exacta, no es posible que sea alguno de los dos Sáenz el que aparece en la plancha porque en febrero de 1932 el responsable de Educación Pública era Narciso Bassols, eminente comunista que agitaría las conciencias católicas al proponer la educación sexual. Si la fecha está mal calculada, el grabado fue elaborado en 1928 o en 1930 y muy ajeno al hospital psiquiátrico. Si Méndez ilustró una inserción de La Castañeda, también hay errores de interpretación, ya que era un coro el que se presentaría en la estación de radio y no un conjunto musical de La Castañeda, institución que así difundía su misión pedagógica durante la presidencia de Ortiz Rubio.

El mandatario,
conocido como El Nopalito, por lo idiota o baboso, permitió que su hermano Francisco instalara en el mancomio de Mixcoac un casino clandestino atendido por él mismo y las más guapas enfermeras [1]. En septiembre de 1932, horas después que abandonara Ortiz Rubio la silla presidencial, se descubrió el insólito antro de su hermano. Alfonso Taracena, en su decimaoctava etapa de La verdadera revolución mexicana (Jus, 1965), refiere que José María Tapia, sustituto de Francisco en la Beneficiencia Pública designado por el nuevo presidente Abelardo L. Rodríguez, nombró como nuevo "administrador" de La Castañeda a Rogelio Garmendia. Días después también sobresale que "hasta la borra de los colchones eran auténticas gusaneras", como apunta Taracena. Colchonetas que debieron haber usado en sus demenciales orgías los invitados de Francisco Ortiz Rubio.
N O T A
1.- “Gimnastas y artistas de La Castañeda”, blog Imágenes de la Psiquiatría, lunes 16 de febrero de 2009, http://psiquifotos.blogspot.com/2009/02/43-gimnastas-y-artistas-de-la-castaneda_16.html

No hay comentarios: