miércoles, 7 de enero de 2009

EPPENS EN CALETILLA


El juarense Óscar Muñoz Caligaris pidió hacia 1957 al arquitecto Antonio Peláez construir el Hotel Boca Chica en Caletilla. Hoy es un hotel retro con ambiente de los 50 rediseñado por Jose Rojas y Frida Escobedo. A este hotel llegaron como huéspedes Johnny Weissmuller (el mejor interprete de la saga de Tarzan), la temperamental estrella Elizabeth Taylor y el cómico galán Mauricio Garcés.


En un gran muro exterior del hotel, que da sobre la populosa playa de Caletilla, está un mural de FranciscoEppens, visible desde el mugroso puente que conecta con la isleta donde se encuentra el acuario Mágico Mundo del Mar. Al aproximarse por la playa se advierte un campamento de malvivientes y marihuanos, por lo que se presume que el hotel y el mural están en ruinas. Cuando Eppens emprendió esta obra ya había realizado los hoy famosos murales en la Facultad de Medicina (La vida, la muerte, el mestizaje y los cuatro elementos) y en la de Odontología (La superación del hombre por medio de la cultura), ambos en Ciudad Universitaria. En el mural acapulqueño, posiblemente también elaborado en mosaico veneciano como sus antecesores, está representado Xipe Totec, el dios azteca de la fertilidad y el sacrificio, quien tiene los cuencos de los ojos (al estilo Modigliani) y la boca entreabierta.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Si, es una pena el abandono del mural de Francisco Eppens, y de la zona de Caletilla, ojalá lo rescaten