miércoles, 8 de diciembre de 2010

FRIDA Y LA ROSITA

En 1943 Frida Kahlo (1910-1954) y algunos alumnos de la Escuela de Pintura y Escultura "La Esmeralda", conocidos como "Los fridos", comenzaron a decorar los muros de la pulquería La Rosita, la cual se ubicaba en la esquina de Londres y Aguayo, en la colonia Coyoacán, a unas cuantas cuadras de su domicilio particular. Arturo García Bustos pintó a María Félix. Arturo Estrada retrató a su maestra sentada en la misma mesa que la poetisa Pita Amor. Arriba de ellas está Diego Rivera. El fotógrafo, pintor y dibujante colombiano Leo Matiz (1917-1998) llevó a cabo una bitácora del avance de los murales. Entre las fotografías que se pueden consultar en su página, sobresalen las siguientes [1]:
A las once de la mañana del 19 de junio de 1943 Antonio Ruiz El Corcito, director de La Esmeralda, inauguró el mural.
Guillermo Monroy interpretó el corrido que escribió para la inauguración:

¡ El barrio de Coyoacán

antes era tan triste !
Y eso porque le faltaba
algo por qué ser feliz.

¡ Pintar La Rosita

costó mucho esfuerzo!
La gente ya se olvidó del arte de la pulquería.
Doña Frida de Rivera,
nuestra maestra querida, nos dijo:
Vengan, muchachos,
les mostraré la vida.


Pintaremos pulquerías

y las fachadas de escuelas;
el arte empieza a morir

cuando se queda en la academia.


Según Armando Jiménez la pulcata fue demolida en 1958, "después de 72 años de vida" [2], y a decir del blog “Pulque Nuestro” en la actualidad hay dos pulquerías que ostentan el nombre de La Rosita. Una está en la calzada de La Viga y la otra en Lago San Pedro número 12. [3].
N O T A S
2.- Lugares de gozo, retozo, ahogo y desahogo en la Ciudad de México, México: Océano, 2000.

No hay comentarios: