domingo, 7 de octubre de 2012

LA MUJER QUE ENGAÑAMOS (1944)

Humberto Gómez Landeros dirigió esta cinta protagonizada por el pintor Eduardo Cervantes (Luis Aldás). La película inicia cuando el elegante retratista se casa con Clemencia (Lina Montes), ante el abatimiento de Claudio Herrera (Fernando Soler). La sirvienta Toña (Dolores Camarillo Fraustita) adivina que la Niña Clemencia está embarazada. 
Mientras está pintando los compañeros de Eduardo lo invitan para asistir al baile de la Academia, sin embargo no acepta por ir por el vestido que le regalará a su esposa. La pareja asiste al baile que se celebra en el patio de la Academia 
donde bailan un vals (!). Magdalena (Amparo Morrillo), amante del veterano Hipólito, le coquetea al pintor, con quien baila y le dice: "Soy amante de la pintura y admiradora de su talento". Magdalena le pide que la pinte pero él se niega. Magdalena le posa a Eduardo en su taller. 
Ella se le insinúa y a punto de besarse, Toña los interrumpe para darle la noticia que ha nacido su hijo.

Siete años después el solterón doctor Claudio los visita con el fin de asistir el 5 de octubre al baile en San Carlos. Telefónicamente Eduardo le avisa a Clemencia que no podrá asistir a la Academia. Él está con Magdalena en un animado baile en la casa elegante de Don Alfonso. Ella pide a él un premio para el pintor. A las tres de la mañana llega a su casa, donde lo espera una angustiada Clemencia. Al otro día llega a comer Claudio y Eduardo se muestra distraído. Suena el teléfono. Es Magdalena para citarlo telefónicamente en su taller. El día 2o triunfa en una exposición mientras ella  de nuevo está embarazada. Eduardo no recibe la noticia con alegría. "¿qué es lo que le pasa a tu corazón?". Magdalena -que se ha vuelto amante de Don Alfonso- le pregunta al pintor que si consigue una beca a Europa lo llevaría con ella.

Mientras Clemencia le da unas joyas a Toña para que las empeñe con el fin de comprar alimentos, Eduardo le regala un collar a Magdalena, quien le dice que Don Alfonso le ha dicho que ha ganado la beca para ir a Italia. La Academia ha organizado un baile en honor de Eduardo
Llegan el doctor y Clemencia, al tiempo que el pintor y Magdalena bailan. Magdalena le pide que vayan a una aula, donde se besan. Los sorprenden Clemencia y el doctor. Al regresar Eduardito arde en calentura. Después de rezar, el niño se salva de morir. El pintor y su amante recorren ciudades de Italia. De regreso a México, solicita a la operadora hablar al "10-38 Neri" para después colgar. La niña va a cumplir su primera comunión y el joven sigue los pasos del padre ausente. De regreso de Acapulco, donde pasaron 15 días de vacaciones, riñen Eduardo y Magdalena (ella califica de "monigotes" sus retratos). En Cuernavaca sufren un accidente. Al pintor le amputan el brazo derecho y se sume en la miseria. Después se presenta ante su familia días antes de fallecer.

1 comentario:

Marcos Díaz dijo...

Excelente trabajo, has hecho un resumen puntual de la pelicula :) Gracias !