lunes, 7 de diciembre de 2015

PEDRO RENDÓN

Apoyado por Diego Rivera este efímero muralista y después multichambas realizó en 1935 su único mural en el populoso mercado Abelardo L. Rodríguez. Hoy veo que fue restaurado y ya no tiene los acrílicos que impedían apreciarlo.
En la Guía de murales del centro histórico de la Ciudad de México (Universidad Iberoamericana, 1984) doña Esther Acevedo se toma la puntada de ubicar mal los murales y el plafón de Rendón, así como un imaginativo arquitecto pone unas inexistentes escaleras de ambos lados.