domingo, 4 de octubre de 2015

DIEZ AÑOS EXTRAS

La noche o madrugada del 29 de septiembre estuve a punto a fallecer de una peritonitis. Unos jóvenes internistas del ISSSTE me salvaron la vida asombrados de la enorme cantidad pus que me sacaron. Restablecido este día, hace diez años, hice este apunte.